“Terror Do Corso”, la expresión artística del pueblo, llevó a cabo un emotivo homenaje a Raúl Pedemonte, el legendario animador de los carnavales victorienses, en la confitería “El Banco”. Como no podía ser de otra manera, Pedemonte tomó el micrófono y brindó un emotivo discurso, con el relato mágico que tanto lo caracteriza.

Gentileza: Victoria Te Ve.

El testimonio del más grande:

Queridos muchachos: cuando todavía no se ha apagado el eco de los tambores, bailes, cantos y alegría de Terror Corso en el marco festivo del emotivo y cálido homenaje que me brindaron el sábado último en la emblemática “esquina del Banco” , es que deseo expresarles mi más sincero y profundo agradecimiento. Momentos de emoción que compartí con mi familia y amigos, y que jamás olvidaré. Muchas gracias Terror por las hermosa palabras que me dijeron y la originalidad y belleza artesanal del obsequio en donde tras del “histórico estandarte” se encolumna el fervor, la alegría y pasión de todo un pueblo por el carnaval.

No se se si merezco este homenaje, pero lo recibo con mucha alegría y emoción porque proviene de una expresión carnavalesca que durante 50 años ha mantenido encendido el espíritu pueblerino de nuestra Fiesta Mayor. Fuerza incontenible sin distinción de edades, estatus social o económico, apariencias o condiciones. “Energía contagiosa de la alegría de vivir”. Mil gracias Terror, te llevaré siempre en mi corazón. Abrazo grande.

Raúl Pedemonte

Reconocimiento a la voz del carnaval de Victoria

Compartir