María del Carmen Murature de Badaracco

    Nació en Victoria (Entre Ríos) el 18 de setiembre de 1918. Cursó estudios primarios y secundarios en su ciudad natal – es Maestra Normal – y de idioma francés en Córdoba.
    Es miembro y ex presidenta de la Comisión de Lugares y monumentos Históricos de Victoria, Filial Dr. Ramón Febre; Miembro de Número de la Junta de Estudios Históricos de Entre Ríos; Miembro Correspondiente del Instituto Ramiriano de Concepción del Uruguay; Presidenta Honoraria de la Asociación Sanmartiniana de Victoria y Miembro Correspondiente del Instituto Urquiza de Buenos Aires.
    Ha recibido las siguientes distinciones:
– Mención Especial del Consejo General de Educación por su libro Historia de Entre Ríos. Adoptado Texto de Estudio de las Escuelas de la Provincia.
– ALICIA 95 de la Institución Una actitud ante la Vida inspirada en la vida de la Dra. Alicia Moreau de Justo.
– Ciudadana Ilustre de la Ciudad de Victoria. Municipalidad y H.C. Deliberante. 1996.
    Ha participado en importantes congresos y jornadas de historia y de toponimia, y ha publicado en diarios y periódicos de distintas localidades de Entre Ríos y en La Vanguardia de Buenos Aires. Actualmente publica en periódicos locales.
    Su labor como historiadora es valiosísima .Como señalara en los años 60 el diario El Pueblo de Río Cuarto (Córdoba), en su obra, ya entonces, se evidenciaba “una mente excepcional fortalecida por estudios serios y altamente disciplinados”.
    A propósito de la “Historia de Entre Ríos” el historiador y poeta Dr. Delio Panizza dejó oír su autorizada opinión y, luego de elogiar diversos aspectos valiosos de la obra, dijo: “. . . tiene otra virtud para libro escolar: está concebido y realizado objetivamente sin tomar partido, diré en los acontecimientos, sin influir con ideas preconcebidas o extrañas en la mente de los niños, lo que dejará su juicio libre con enorme ventaja”.
    Una de las publicaciones de la Sra. Murature muestra su preocupación por un tema muy caro a todos los victorienses: el enlace vial Victoria-Rosario.

Insertar archivo “Cien años de lucha” para bajar

    A Elio C. Leyes pertenece el prólogo de “Anécdotas. . . “.Trascribimos uno de sus párrafos “Aquí está la investigadora, la metódica maestra, la pulcra escritora pero, además, está la poeta. Poner la poesía en la historia, es privilegio de los buenos historiadores, de los que se leen hasta con emoción. Carmen Murature une la anécdota a la Historia, es decir, pone en la Historia, que a veces es meramente cronológica y descriptiva, la emoción humana de lo bello, de lo que sale de lo exacto, de una verdad fría, axiomática y da entrada a la imaginación, a la gracia, a lo que pudo o no ser, que eso es la anécdota”.

Mercado… y luces

    Muy pocas veces hemos asistido al embellecimiento de nuestro Mercado Municipal. Lo hemos visto tantas veces sucio, cubierto de yuyos, depredado en su estructura, que este remozamiento nos llevó a pensar en su origen.
    El Mercado no fue construido por la Municipalidad. En 1881 Don Guillermo Chiara y Don Camilo Nevissano, italianos de Butigliera d’Asti, tenían negocio de confitería en la hoy esquina Italia y Alem (Mosca Blanca). En ese local se reúne un número considerable de vecinos para tratar la construcción de un Mercado Público. La comisión Popular quedó constituida por José María Gamas, presidente; Fernando Liñán, secretario, y entre los italianos, el Presbítero Ciro Placo, Don Antonio Mundani y Juan Chiara. El Mercado fue construido por la Sociedad Anónima Mercado Victoria. Eran tenedores de acciones los italianos Sebastián Cichero, Joaquín Róvere, Oneto Hnos., Santos Oberti. En 1893 se transfirieron las acciones a la Municipalidad .
    Este es el origen de este hermoso documento de arquitectura argentina, tal como ha sido calificado por arquitectos del Dpto. de Arquitectura de la Universidad del Nordeste en su obra Documentos de Arquitectura Nacional.
    Para las generaciones presentes conviene aclarar que el mercado ha sido depredado en su estructura. El Prof. Bonifacio dice en su trabajo: “Entre los edificios públicos de Victoria me parece especialmente señalable por la originalidad del planteo como la sencillez de medios con que fue realizado. La originalidad estriba en mi juicio en dos aspectos: la propuesta de una plaza-mercado en oposición a una calle-mercado y la separación entre vehículos y peatones” .
    El Prof. Bonifacio en su trabajo reproduce el plano del Mercado e incluye la “rotonda” hoy demolida. Esta rotonda se encontraba en el centro de la plaza y atendía puestos de verdura, frutas, fritos y empanadas. Con esta demolición se ha ocasionado un daño irreparable para el conjunto estructural.
    Benavento le escribe en su libro: “Mañanas del Mercado y de la Feria/ de la carne sabrosa y de la entraña/ de la verdura fresca y de la fruta/ de los pasteles y las empanadas”

He aquí la anécdota

    Cuando llegamos al Mercado -muy deteriorado por la arquitectura-, acompañando al Profesor Bonifacio en su recorrida por la ciudad, éste se paseaba de un extremo a otro por la parte exterior e interior de la Plaza. No dejaba de expresar su asombro por las rejas, los mármoles, y particularmente las piedras redondas de las calles exteriores. Nos preguntaba -De dónde las trajeron?, tienen un pulido auténticamente colonial.
    Se dan cuenta ustedes de lo que representa arquitectónicamente un Mercado del más puro estilo colonial, en un pueblo del interior del país.
    Repentinamente, mirando el centro de la Plaza, nos dijo: Y la rotonda? Qué hicieron con la rotonda? -Como estaba destruida, el intendente de turno la mandó demoler, respondimos.
Mirándonos fijamente nos dijo: Y no lo fusilaron?

    Como poeta, su voz es nostalgiosa, recatada siempre, teñida de una honda tristeza que es expresada sin estridencias. La soledad, que no se regocija en sí misma, busca el escape ya en recuerdos, ya en la asociación de los sentimientos al paisaje ciudadano, frecuentemente gris, atardecido, otoñal.

 
POEMAS DE LA CALLE
             III
La calle está cubierta
de hojas amarillas.
Viento de abril.
Otoño en el aire
en mi ventana,
en el reposo de la ausencia.
Otoño en la casa sin voces,
En los días que se cuentan
Lentos, deshojados.

Desde mi ventana veo,
azul, el río viajero.
En barcos de papel
navegan mis sueños.

ASUMO ASÍ LA TIERRA . . .

Vuelvo hacia la tierra y asumo el lodo
dueño de toda miseria y abandono,
asumo la greda estéril
que deja frío y sarmentoso el labio,
asumo la piedra y su sed de milenios,
la arena y la huella de los espectros,
el agua del oasis y el torbellino de la roca,
asumo así la tierra, con su humus fecundo
y su hontanar, y la niebla perdida
en espesos bosques
de árboles venidos desde el génesis,
asumo así la tierra, con todo
lo que da, la paloma y el tigre,
los cantos de la noche y el grito cavernario,
asumo la cuota de amor
y el dolor parido en las entrañas.
Asumo así la tierra y corro tras el ángel.

 

 

 

 

EN MI CORAZÓN YACE . . .

Tiembla el aire
entre pinos y araucarias.

En mi corazón yace
una paloma enlutada.

Mientras el sol agoniza
entre pinos y araucarias.

Bibliografía:
– Casartelli, Manuel A.: “Perfiles literarios: María del Carmen Murature de Badaracco”. Anaquel bibliográfico. Diario El Pueblo. Río Cuarto, Córdoba, 1965
– Panizza, Delio: Carta a la autora. Concepción del Uruguay, 18 de junio de 1964. Publicada por La Mañana. Victoria (Entre Ríos), 25 de julio de 1964

Obras

– Cien años de lucha. La vía Fluvial Victoria-Rosario. Folleto. 1956.
– La educación en la Matanza – Victoria. Desde los orígenes hasta 1900. Ensayo.
– Historia de Entre Ríos. Primera Edición del Consejo General de Educación.
– Marcelino M. Román. Poeta social. Ensayo.
– Hogar de niñas María Oberti de Basualdo. En colaboración con Carlos Anadón.
– Contribución de Entre Ríos al conocimiento de tierras y mares australes. José María Sobral y Dos Años entre los Hielos.
– Sociedad Protectora de la Enseñanza Cristiana. Radicación de la Orden de San Benito en Victoria.
– La Colectividad Italiana en Victoria.
– Contribución de la Colectividad Italiana al Progreso Económico de Victoria.
– Españoles y Vascos, desde 1810 hasta 1870 en Victoria Entre Ríos.
– Colaboró en la Enciclopedia de Entre Ríos. Historia.
– Prosa y poesía de Emma Barrandeguy. Ensayo.
– Historia de La Matanza. En colaboración con Carlos Anadón.
– Vía de Comunicación Fluvial entre La Matanza-Victoria y Buenos Aires entre 1820 y 1850. El Canal Uranga-Victoria-Diamante-Paraná.
– Cronología Histórica de La Matanza-Victoria.
– Primeros pobladores de solares alrededor del Oratorio de La Matanza-Victoria hasta 1850. En colaboración con Carlos Anadón.
– Anécdotas para la Historia y el Recuerdo.
– Toponimia y Fitotoponimia del Departamento Victoria Entre Ríos. En colaboración con el Ing. Agr. Gabriel Rourich.
– Historia de La Matanza. Edición Ampliada.
– Mujeres Entrerrianas en la Historia y la Cultura.
– José Murature – Su vida.
-Urquiza. Ensayos.
-Abadía del Niño Dios.
-Historia de Entre Ríos.

Obra poética
-Alta es la noche
-Horas. Poemas en soledad
-El Río Memorioso
-Los Cantos del Amor
-Perfiles de Memoria
-Horas. Reedición de poemas.

Una opinión

Advertimos en la poemática […] una intensa ternura, una vibración manifiesta, lirismo introvertido, a la manera de los candorosos aedas japoneses medievales. […] notable capacidad para captar en síntesis maravillosa el momento inspirativo. . .

Manuel A. Casartelli

 

Compartir