Tailandia es un país famoso por sus festividades, y en este artículo hablaremos de tres de las más importantes.

¿Alguna vez escuchaste hablar del Wing Kwai? Esta es una de las festividades más famosas del país y consiste en una carrera de búfalos. Dicha tradición, aun teniendo más de cien años, sigue atrayendo hoy en día a personas de todo el mundo. El hipódromo es la sede donde estas carreras tienen lugar, y la gente alienta como si estuviera apostando todos sus bienes. Además, hay muchas otras actividades para disfrutar de la experiencia, como un concurso de belleza de búfalos, decoración de búfalos y hasta demostraciones del arte marcial muay thai. El festival de Chonburi es inolvidable.

Por otro lado, el festival de agua es, indudablemente, uno de los eventos más divertidos de Tailandia. Su nombre es Songkran y se celebra anualmente durante tres días, en el año nuevo tradicional tailandés (entre el 13 y 15 de abril, en casi todas las provincias). Oficialmente dura tres días, pero a veces se extiende durante toda la semana, durante la cual todo el país entra en una verdadera guerra de agua. Lo más probable es que te mojes mientras bailas y compartes un trago con gente en la calle.

El festival comenzó como una tradición budista. Utilizaban el agua, en aquel entonces, como símbolo de purificación. Luego fue tomando un tinte más liviano y juguetón hasta convertirse en una verdadera fiesta. Para paliar las altas temperaturas durante el mes de abril, lo mejor es ir al festival Songkran y decir siempre: «Sawadee Bee Mai» (feliz año nuevo, en tailandés).

Finalmente, el festival Boon Bang Fai es famoso entre las comunidades agrícolas del noreste de Tailandia, en Issan. La idea principal es la construcción de cohetes. El propósito es que los dioses envíen lluvias para mejorar las cosechas de arroz. El primer día del festival ya están en exhibición, antes de ser lanzados en el aire durante el fin de semana. Hay quienes dicen que hay apuestas entre los mejores cohetes. En el festival vas a encontrar música folklórica, concursos de belleza, vino de arroz y un gran espíritu de fiesta. ¡No te lo puedes perder!

Compartir