El sorprendente fenómeno sucedió en 1997, en las cercanías del ex hipódromo de la ciudad de Victoria, zona de innumerables avistamientos de luces anómalas durante los años 90, y fue captado por la investigadora de campo, Silvia Pérez Simondini, en una de sus periódicas vigilias nocturnas en el lugar, junto a otras personas de su equipo de investigación «Visión OVNI».

La palabra de la investigadora

En diálogo con el portal Será Noticia, la reconocida investigadora OVNI lo recuerda así: «Estábamos en el campo que está detrás del ex hipódromo de Victoria. Ahí hay como una hondonada, donde el terreno queda más bajo, en donde la tierra se metía como una olla. Y de repente vemos una luz muy grande, que se hacía cada vez más mayor. Después se achicó, y al hacerlo salen dos luces de la grande, y empezaron a tirarse, de una a otra, como el filamento de las lamparitas».

«Fue algo espectacular»

Silvia prosigue con su relato: «Pero no sólo eso. Salían figuritas que desde la distancia que teníamos las veíamos chiquitas, muy pequeñas pero que caminaban. O sea, eran como figuritas humanas».

«Cuando las filmábamos estábamos con Ricardo Guzmán, y nos acompañaba un chico llamado Sebastián, que tenía 12 años en en ese momento, a quien le pedí que se subiera a uno de los postes del cerco, que medían poco más de un metro, para filmar desde allí. Yo le sostenía las piernas y él filmaba de ahí arriba hacia la explanada, para no perdernos nada».

Pero de acuerdo a lo que recuerda Silvia, el extraño comportamiento de las luces, no terminó allí: «Después las tres luces se formaron como en fila y empezaban a rebotar como pelotas de goma en el piso. Era algo extraordinario, que duró alrededor de veinte minutos. Estábamos fascinados. Yo le pedí a Ricardo Guzmán… ‘por favor acompañame, vamos a acercarnos’, y él no quiso».

«Antes que desaparecieran de golpe, tuvimos todo el tiempo del mundo para filmarlo y así lo hicimos. Pero lamentablemente quedaron esos pocos segundos, porque lo mostramos tantas veces que un día nos olvidamos y grabamos sobre la cinta de filmación».

La filmación fue grabada en VHS, por lo que con el paso del tiempo e innumerables reproducciones fue perdiendo calidad de definición hasta pasar a formato digital. Si bien continúan viéndose con claridad los llamados «rayos», en la cinta original podía apreciarse que los mismos surgían desde un punto ubicado en el centro de cada una de las luces hacia su contorno, y desde allí hacia la esfera próxima.

Otra experiencia desconcertante en el mismo lugar

Silvia y su hija Andrea recuerdan otra imborrable experiencia en el mismo lugar, de la que fueron sus únicas testigos: «Las cosas que vimos en ese campo…exactamente en la misma hondonada. Había llovido y era un barrial. Estábamos las dos solas y nos embarramos. Vimos una luz enorme en el campo y quisimos acercarnos más, y más y más, hasta que la tuvimos como a treinta metros. Era como si fuera un cristal luminoso, de magnesio, era algo raro».

Y prosigue con la descripción y el extraño comportamiento de aquella luz: «¿Viste como hace una gallina cuando picotea el maíz? que es un movimiento nervioso: tuc tuc, tuc tuc. Así hacía la luz en la tierra, sobre la superficie. Se achicaba y se agrandaba. De repente desaparece, y reaparece de golpe muy grande, y parecía que tenía como una antenita. Se metió de golpe en la tierra y desapareció».

«De referencia, le pusimos un hilito al alambre del cerco en donde estábamos paradas para ir cuando se secara a ver si podíamos ver algo al otro día ¡No vimos nada!», exclamó Silvia.

Filmación en el Cerro de la Matanza

Video gentileza: Chicky Escalada. Grabado en Full HD sobre el Cerro de la Matanza, año 2014.

A pesar del paso del tiempo, los fenómenos observados continúan sin explicación.

Compartir