En el salón de eventos del Hotel Sol Victoria se desarrolló la presentación de la segunda edición de la revista “Primer Viñedo”, destinada a los amantes del vino, que en este número tiene un amplio espacio dedicado a la ciudad de Victoria y al establecimiento vitivinícola “La Paula”.
   El anfitrión del evento fue el Director de la revista, Mariano Lagorio, quien contó que la temática de dicho medio se centra en el renacer de la vitivinicultura en Entre Ríos. Como un aporte en este sentido, se realiza su distribución en forma gratuita, abarcando a todos los comercios dedicados al mundo del vino y lugares turísticos de la provincia.

Galería de fotos

{rokbox thumb=|http://victoriaglobal.com.ar/Imagenes/vinos/degustacionvinosch.jpg| title=|Presentación del segundo número de la revista Primer Viñedo en Hotel Sol Victoria.| album=|vinosentrerrianos|}http://victoriaglobal.com.ar/Imagenes/vinos/degustacionvinos.jpg {/rokbox}

{rokbox | title=|Presentación del segundo número de la revista Primer Viñedo en Hotel Sol Victoria.| album=|vinosentrerrianos|}http://victoriaglobal.com.ar/Imagenes/vinos/degustacionvinos1.jpg {/rokbox}
{rokbox | title=|Jesús Vulliez hablando de la historia de la vitivinicultura en Entre Ríos.| album=|vinosentrerrianos|}http://victoriaglobal.com.ar/Imagenes/vinos/degustacionvinos2.jpg {/rokbox}
{rokbox | title=|El enólogo uruguayo Jorge Pejar con un ejemplar de Primer Viñedo.| album=|vinosentrerrianos|}http://victoriaglobal.com.ar/Imagenes/vinos/degustacionvinos3.jpg {/rokbox}
{rokbox | title=|Los vitivinicultores entrerrianos estuvieron presentes en el evento.| album=|vinosentrerrianos|}http://victoriaglobal.com.ar/Imagenes/vinos/degustacionvinos4.jpg {/rokbox}

Degustación de vinos entrerrianos
   Los presentes pudieron deleitarse con la degustación de vinos provenientes de la bodega concordiense Vulliez-Sermet, y escuchar atentamente la charla didáctica brindada por el enólogo uruguayo Jorge Pejar, quien -además de explicar paso a paso cómo realizar una cata- señaló: “La vitivinicultura implica un esfuerzo muy importante, que no habla sólo de la dedicación sino también de una vocación que compartimos. Debemos degustar, conocer y fundamentalmente entender nuestros vinos. No hay un vino mejor que otro sino que hay vinos diferentes, que tienen virtudes, y que hay variedades que expresan cosas diferentes”. Luego de ponderar las características del vino entrerriano expresó: “No es necesario tener una montaña detrás para tener excelentes vinos, ya que hay determinadas variedades. Tenemos que tener en cuenta que los vinos más famosos del mundo están sobre el nivel del mar”.

Historia del vino en Entre Ríos
   También estuvo presente el propietario de la bodega entrerriana Vulliez-Sermet, Jesús Vulliez, quien llevó adelante un interesante repaso histórico de la vitivinicultura en Entre Ríos: “A partir del año 1857, con Urquiza, comenzaron a nacer viñedos de la mano de los primeros colonos, quienes llegaron con sus sarmientos. En el caso de Concordia, los primeros viñedos comenzaron a surgir a partir de 1862, convirtiéndose en el centro del desarrollo vitivinícola de la provincia de Entre Ríos. Al punto en que en 1911 se creó allí una Estación Enológica Nacional”.
   Con el tiempo, otros lugares también fueron desarrollándose: “En 1870 hay antecedentes de producción de vinos en Paraná y Victoria, que eran guardados en frascos, no en botellas. Así se llegó al esplendor de la vinicultura en Entre Ríos, desde comienzos del siglo XX a 1937, época en la cual la provincia llegó a producir 4 millones de litros de vino, siendo la cuarta provincia productora de uvas y vinos del país”.
   Un entrerriano, el presidente Justo, fue quien en 1937 prohibió el cultivo de la vid en todo el país, excepto en la zona de cuyo. Paradójicamente, esta norma se derogó en 1993 mediante una ley cuyo autor fue otro entrerriano, el ex senador nacional Augusto Alasino, a través de la cual se liberó la plantación, implantación, reimplantación y modificación de los viñedos en todo el territorio de la Nación, así como la cosecha de uva y su destino, ya sea para la industria, consumo fresco o la fabricación de alcohol.

Actualidad
   Actualmente, cerca de 30 vitivinicultores están desarrollando su actividad en Entre Ríos y han conformado la AVER (Asociación Vitivinicultores de Entre Ríos) con el objetivo de generar las mejores condiciones para la elaboración de vino.
   En conjunto, se contabilizan alrededor de 50 hectáreas cultivadas, apenas el 1% de las casi 5000 hectáreas de vinos que tuvo la provincia en su época de apogeo. No obstante, continúan surgiendo nuevos emprendedores que ven el potencial económico que tiene la actividad y sueñan con que Entre Ríos vuelva a recuperar el camino desandado.

Establecimiento La Paula