Cámaras, lentes y filmes del Siglo XIX y XX estaban en la casa de un coleccionista uruguayo que aseguró haberlas comprado de buena fe.
Lea el artículo completo