Los delincuentes subieron al vehículo y amenazaron a los pasajeros; sin embargo, la víctima opuso resistencia a que le quiten sus pertenencias. Tras el crimen, el conductor y cobradora de la combi llevaron al hombre herido al hospital Ramón Castilla, donde llegó sin signos vitales.
Lea el artículo completo